La República 21 Julio 2013
Comentarios 1 - último digitado en 21 Jul a las 6:18 PM
Tamaño texto
CUEVA DE LAS MARAVILLAS
Refugio de iguanas en el Este
A la salida de la cueva se encuentra el criadero de iguanas más grande en su género del mundo. Allí se alojan como en su hábitat natural más de 300 iguanas rinoceronte (cyclura cornuta), una especie endémica de la isla.
Lilian Tejeda
Carretera San Pedro de Macorís-La Romana

Cuando alguien escucha hablar de la zona Este de República Dominicana es muy probable que visualice hermosas playas de arena blanca, campos de golf e imponentes infraestructuras hoteleras, atractivos que sin duda la convierten en un gran polo turístico del país. Sin embargo, esta región también refugia interesantes espacios culturales que ameritan ser visitados.

Un recorrido por la Cueva de las Maravillas, por ejemplo, es un paseo por la historia. Un lugar que deslumbra con sus impresionantes formaciones geológicas, pinturas rupestres, estalactitas, minerales como la calcita, rocas calizas arrecifales… son sólo algunos de los atractivos que posee esta magnífica obra de la naturaleza.

Según Alexis Espiritusanto, quien sirve de guía en la cueva, allí se conservan unas 472 pinturas que datan de 500 a 1,100 años y los dibujos corresponden a los taínos, quienes utilizaban esta cavidad subterránea para realizar ritos religiosos, funerarios y como refugio ante el mal clima.

Durante su exposición y con pleno dominio del tema, Espiritusanto garantiza la autenticidad de las pinturas; aunque aclara que algunas fueron ligeramente restauradas.

Su aval es que en el 197 2el arqueólogo dominicano Marcio Veloz Maggiolo colectó muestras de cada una de ellas a las cuales se les aplicó la prueba de datación por radiocarbono (carbono 14) en España.

Dice que por medio de este estudio se comprobó que las pinturas rupestres fueron realizadas con carbón vegetal, savia de los árboles, excremento de murciélagos, grasa y sangre animal.

Espiritusanto, quien deja ver a todas luces su pasión por lo que hace, además del español, domina el alemán, el inglés, el italiano y el francés. También cursó altos estudios en lenguas modernas.

Su historia
Esta caverna fue descubierta en el 1926 por un grupo de jóvenes exploradores de San Pedro de Macorís, quienes la llamaron Cueva del Jagual y años más tarde, en 1949, comenzó a llamarse Cueva de las Maravillas.

El acondicionamiento para la visita de personas se hizo en 200 2con una inversión de unos RD$126 millones. Ahora posee un sendero de 240 metros lineales iluminados, rampas, elevador y vías especiales para las personas con limitaciones físicas. Intervinieron Marcos Barinas, con el diseño arquitectónico; Claudio Chea, en la iluminación; Amelia Beba, como paisajista, y Víctor García, como ingeniero de obra. Aunque consta de 840 metros cuadrados sólo se habilitaron 240, apenas el 30% Este monumento natural está protegido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Un criadero de iguanas
Para hacer aún más atractivo este espectacular museo, a la salida de la cueva se encuentra el criadero de iguanas más grande en su género del mundo. Allí se alojan como en su hábitat natural más de 300 iguanas rinoceronte (cyclura cornuta), una especie endémica de la isla y de las cuales algunas subespecies se encuentran en peligro de extinción.

Divido en dos secciones, una para las nuevas crías y otra para las adultas, en esta guarida los reptiles se desarrollan sin notar que están en cautiverio gracias a la gran extensión territorial de la que disfrutan. El lugar, construido hace unos tres años, se habilitó con paredes ovaladas para evitar el escape de las iguanas y ahí entre arena, rocas, pequeños arbustos y césped, ellas viven y se reproducen en plena naturaleza.

Estos reptiles son de sangre fría, por lo que a menudo salen a tomar el Sol; es entonces cuando entre peleas, juegos, cortejos, totalmente absortas en su mundo, ofrecen extraordinarios espectáculos a los observadores.

(+)
EL PATRONATO VELA POR SU CUIDADO

Cada día un equipo de profesionales y guardaparques se encarga de la higiene y el mantenimiento del lugar, creando así las mejores condiciones ambientales para que esta especie sobreviva en cautiverio.

Según el presidente de la Fundación Patronato Cueva de las Maravillas, Julio Giraldez, las iguanas se reproducen en verano y ponen entre 60 y 80 huevos, de los cuales cerca del 90% se conservan, pero enfatiza que aquí, a diferencia de otros países, no se producen con fines de comercialización ni comestibles sino con la finalidad de resguardar la especie y para exposición al público.

Para Giraldez, la conservación del parque y los animales que en él habitan es una obligación. “Este iguanario se hizo sólo con el objetivo de preservar la especie y para fines de exposición”, afirma. 

Curiosidades
Cuando las hembras se ponen en celo los machos se las disputan, quedando victorioso el más agresivo.

Las madres cuidan celosamente de sus huevos, por eso escarban en la arena para colocarlos y al nacer las crías no permiten que nadie se les acerque.

Recorridos
Miles de visitantes asisten cada año a contemplar aquel tesoro natural que República Dominicana le entrega al mundo gracias a la labor del Patronato de la Cueva de las Maravillas, el cual honra y dignifica esta tarea difusiva de nuestro patrimonio.

COMENTARIOS 1
Comentó: cmusahazim23
De: República Dominicana
Artículo muy bien destacado, pero sería bueno aclarar que La Cueva de las Maravillas y su Iguanario son íconos representativos de la provincia de San Pedro de Macorís. El límite entre SPM y Romana es el río Cumayasa. Tenemos inf. y fotos veraces del nombre de la cueva que podemos suministrarle.
21 Jul 2013 6:18 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña